Unos 30 jinetes uruguayos llegan a Paraguay para conmemorar aniversario de la Escuela Solar Artigas

201

Un grupo de más de 30 jinetes provenientes de Uruguay ha atravesado la frontera hacia Paraguay por el puente internacional San Roque González de Encarnación en su camino hacia la Escuela Solar Artigas en Asunción, que conmemora su centenario el 28 de abril. Estos jinetes, acompañados por 42 caballos, están realizando una travesía desde Montevideo como parte de la «Marcha al Paraguay», iniciativa que busca rendir homenaje a la escuela y sus valores.

La Escuela Artigas, ubicada en el terreno del Jardín Botánico y Zoológico de Asunción, tiene un profundo significado histórico ya que fue el lugar donde el general José Gervasio Artigas residió hasta el final de sus días.

Durante esta travesía, los jinetes llevan consigo cartas escritas por escolares uruguayos para conmemorar el centenario de la escuela. En cada parada en diferentes escuelas a lo largo del camino, se plantarán semillas del árbol ibirapitá del Solar de Artigas como símbolo de fraternidad entre ambos países.

Según los integrantes de la comitiva, cada jornada de marcha abarca entre 30 y 35 kilómetros por día, divididos en dos o tres horas por la mañana y la misma cantidad de tiempo por la tarde, seguidas de descansos en lugares con buen pasto y agua para que tanto los caballos como los jinetes puedan reponerse.

Entre los caballos que ya han ingresado a suelo paraguayo se encuentran dos ejemplares moros del Regimiento Blandengues de Artigas, una raza equina autóctona conocida por su resistencia y que era la preferida del prócer para montar. Uno de los caballos está ensillado pero sin jinete, como muestra de que está listo para ser montado si su general lo llama.

Uno de los momentos destacados de esta marcha fue cuando niños de escuelas uruguayas como la N° 4 «José Artigas» y la N° 51 «Paraguay» entregaron personalmente las cartas al jinete Leonardo Saracho en la Plaza Independencia de Montevideo. La marcha fue declarada de interés nacional por la presidencia de Uruguay, reconociendo su importancia histórica y educativa.

María José Volpe, directora de la escuela uruguaya en Asunción, expresó que esta marcha representa un gran amor por la figura de Artigas y por la escuela. Los jinetes y los niños que enviaron sus mensajes son hijos de la escuela pública uruguaya que están devolviendo el cariño que la escuela les brinda.

Volpe está liderando los preparativos para los festejos del centenario, destacando la colaboración de una «gran familia» que trabaja arduamente para asegurar que todo esté listo para el evento del próximo 28 de abril. Se espera que esta celebración, a la que asistirán autoridades de Uruguay y Paraguay, exalumnos y amigos, supere la asistencia de cualquier evento de fin de curso.

Esta institución educativa, que lleva el legado de José Artigas a Paraguay, se encuentra inmersa en la celebración de sus 100 años de existencia, con planes para conmemorar este hito histórico que simboliza la amistad entre Uruguay y Paraguay, forjada a lo largo de los años desde la época de la revolución.

La escuela, inaugurada el 28 de abril de 1924, ocupa un lugar especial en el corazón de Asunción, siendo un símbolo de la amistad entre dos naciones y un recordatorio tangible del legado del líder revolucionario José Artigas, quien dejó una huella imborrable en la historia de ambas culturas.