(Audio) Supuestos miembros del EPP son detenidos en San Pedro

374

El vocero de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), Tte. Cnel. Raúl Pereira, informó sobre la detención de los que están sospechados por las investigaciones de ser los presuntos responsables del asesinato de policías el año pasado en el Departamento de San Pedro. El operativo se realizó en la madrugada de este jueves, y las dos personas detenidas ya se encuentran a disposición del Ministerio Público.

La FTC detuvo a dos personas durante la madrugada de este jueves en la colonia Agüerito, Departamento de San Pedro, se trata de Gregorio Morales de 38 años, y Víctor Morales de 44 años, bajo la sospecha que serían parte del EPP.

“El grado de comprometimiento de estas personas ya era de mucha importancia, imaginate que hayan tenido participación activa en el último atentado quiere decir que ya estaban fuertemente trabajando con estos grupos criminales, y esa es la conclusión que se tiene en base a la investigación que se realizó durante estos seis meses”, dijo Pereira en contacto con Radio Nacional.

De igual manera, de acuerdo a las investigaciones, estuvieron involucrados en el último atentado contra efectivos de la Policía en la zona, en ataque que ocurrió en julio del 2015, cuando tres uniformados fueron emboscados a pocos kilómetros de la colonia.

Pereira indicó que los mismos cuentan con varios antecedentes y que operaban en el norte, y que en el momento del ataque a policías rondaban la zona, coordinando los movimientos, acercando materiales, y otros elementos.

Destacó que no opusieron resistencia ya que se los encontró durmiendo, cuando irrumpieron en la vivienda, y que además de los dos sindicados con el asesinato de policías, fueron aprehendidas cuatro personas más, Claudio Escobar Valbuena, Juan Carlos Cabral Veláquez, Andrés Ruíz Díaz y Marco Ayesa Cabrera, todos mayores de edad.

Fueron confiscados 9 aparatos celulares para el análisis, varios documentos y otras evidencias importantes, que podrían estar ligadas al ataque registrado el 17 de julio del año pasado, donde fueran asesinados el suboficial mayor Agustín Romero, el suboficial primero Roque Salinas, y el suboficial primero Crispín Rojas.