Senado francés aprobó prohibición de prácticas religiosas al interior de universidades

41

La prohibición será añadida a la controvertida ley para combatir el “separatismo islamista” propuesta el año pasado por el presidente Emmanuel Macron.

El Senado de Francia aprobó el miércoles por la tarde que se agregue la prohibición de las prácticas religiosas al interior de las universidades al controvertido proyecto de ley para combatir el denominado «separatismo islamista».

El proyecto de ley para combatir el “separatismo islamista” ha sido criticado en el país por afectar a los musulmanes.

La propuesta de prohibir las oraciones al interior de las universidades, así como las actividades religiosas que puedan obstaculizar los procesos educativos, provino del partido de centro-derecha Los Republicanos (LR).

Aunque los senadores del Partido de Izquierda y el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, se opusieron a la propuesta, esta fue aceptada gracias a los votos de los senadores de los partidos de derecha.

El 16 de febrero de este año, la Asamblea Nacional de Francia aprobó el controvertido proyecto de ley que ha sido debatido en el Senado desde el 30 de marzo.

El proyecto fue propuesto por el presidente francés, Emmanuel Macron, el año pasado para combatir el denominado «separatismo islamista». El texto ha sido criticado porque se dirige a la comunidad musulmana e impone restricciones en casi todos los aspectos de sus vidas.

El proyecto prevé la intervención en las mezquitas y las asociaciones responsables de su administración así como el control de las finanzas de las organizaciones no gubernamentales pertenecientes a musulmanes.

El proyecto de ley también restringe las opciones de educación de la comunidad musulmana en Francia al evitar que las familias puedan optar por impartir educación en el hogar a sus niños.

En este también se prohíbe a los pacientes musulmanes el derecho a elegir médicos en función del género por razones religiosas o de otro tipo y también exige que se imparta «educación sobre laicismo» a todos los funcionarios públicos.

Fuente: Agencia de noticias Anadolu.