Protección a la niñez y adolescencia se logra con articulación interinstitucional

614
MINNA

La Dra. Teresa Martínez, ministra de la niñez y la adolescencia, durante una entrevista, habló sobre las situaciones de vulneración de niñas, niños y adolescentes que atiende el Ministerio de la Niñez y la Adolescencia, haciendo énfasis en el abuso sexual, una de las problemáticas más preocupantes.

“Ahora que impulsamos campañas para la prevención del abuso sexual, el tema está más visibilizado, por tanto la gente denuncia más. Esto no quiere decir que ocurren más casos, sino que las personas lo dan a conocer. Los casos más denunciados siguen siendo los de abuso intrafamiliar que conlleva a otros tipos de vulneraciones, entre ellos el abuso sexual.
Desde el Ministerio de la Niñez atendimos 18 casos de abuso sexual en niñas y adolescentes solamente en enero de este año. Estas cifras son independientes a las que llegan por las vías jurisdiccionales. De este total, 5 están embarazadas teniendo apenas entre 12 a 15 años.

Son muchos los factores que propician estas situaciones, una de ellas es esa práctica de ceder a los hijos a personas con mayores condiciones económicas con la idea que estarán mejor, exponiéndolos a múltiples vulneraciones. Un ejemplo claro es el caso de la niña de 5 años que fue restituida recientemente desde el Brasil. La niña estaba en guarda irregular lo que revela también la falla del sistema de protección, ella fue sacaba del país sin la documentación correspondiente. Si este caso no hubiese salido a la luz, quizás ella habría sido víctima de otras violaciones en sus derechos” sentenció.

Consultada sobre la población de niñez y adolescencia de pueblos originarios dijo que el MINNA trabaja de manera transversal con distintas instituciones de estado sobre el tema “nuestra obligación es trabajar con todos los actores que conforman el sistema nacional de protección integral de la niñez y la adolescencia, y en aquello que no hay respuesta, insistir hasta lograrlo. El sistema incluye a todas las poblaciones de niñez y adolescencia, sean urbanas, rurales, pueblos originarios, pero no podemos responder por todas las instituciones. Tenemos una dirección que trabaja exclusivamente con niñas, niños y adolescentes indígenas, contamos con un centro de protección donde hacemos todo lo humanamente posible para brindarles la mejor asistencia, desafortunadamente no tenemos el apoyo suficiente del ente rector que es el INDI.

Esta población es bastante compleja porque están regidos por otros parámetros. En caso de las niñas y adolescentes tienen en cuenta la línea biológica de capacidad de gestación, pero nosotros igual intervenimos, principalmente si la adolescente está en situación de embarazo. Allí tenemos una fuerte disputa con ellos, porque debemos tener autorización de los líderes para intervenir sin violencia. Felizmente nuestro equipo tiene muy buena comunicación con ellos, pero si es preciso utilizar la fuerza jurisdiccional para lograr la protección, se solicita. En caso de los niños que debían internarse, en todo momento estuvimos acompañados por el Ministerio Público por la fuerte oposición. Aún con todas las dificultadas que puedan existir, estamos trabajando en la articulación, la protección y principalmente en la prevención de las situaciones” finalizó la ministra.