Presidente de la República calificó de positiva la reunión con el mandatario de Brasil

64

El presidente de la República, Santiago Peña, evaluó de manera positiva la reunión que mantuvo ayer con su homólogo brasileño, Luis Inácio Lula da Silva, y se expresó entusiasmado con el avance de las negociaciones sobre la modificación del Anexo C de la Itaipu y la definición de la tarifa eléctrica.

«Nosotros tenemos una posición firme y seguiremos trabajando sobre eso, que es defender a los paraguayos. El máximo beneficio para los paraguayos, eso es lo que estamos buscando», dijo este martes el presidente Peña con relación a la postura paraguaya en las conversaciones con el Brasil.

Destacó que estas negociaciones se dan en el marco de unas muy buenas relaciones personales y bilaterales entre las máximas autoridades de ambos países, pero reconoció que a estas buenas relaciones «hay que darle contenido».

Valoró algunos «gestos» que ya se han dado, como la exoneración de un cobro pendiente, de cerca de 100 millones de dólares, sobre la industria de maquila que exporta desde Paraguay a Brasil, lo que iba a significar una pérdida de puestos de trabajo muy importante para el país.

«Ahora estamos para continuar las conversaciones sobre el Anexo C y el funcionamiento de Itaipu. Estamos muy entusiasmados, fui con un equipo de primer nivel y dejamos en claro que esta es una altísima prioridad para Paraguay», dijo.

Afirmó que estas conversaciones van a continuar lo antes posible, con la visita del presidente Lula a Asunción en las próximas semanas.

Acuerdos que permiten avanzar en las negociaciones

La jefa de Gabinete Civil de la Presidencia de la República, Lea Giménez, destacó también este martes la importancia de las conversaciones mantenidas ayer en Brasilia, que se extendieron por aproximadamente seis horas.

«Se tocaron temas de intereses, infraestructura regional, intercambio comercial y el rol que los países deben cumplir en el contexto internacional. El foco de la conversación fue la definición de la tarifa de Itaipú para el 2024 y por otro lado, la redefinición del Anexo C», resumió.

Sobre las cuestiones referentes a Itaipú indicó que se acordó que los miembros del grupo negociador deben ser personas con conocimiento técnico, histórico y peso político necesario para que los resultados sean efectivos y eficientes, pero más que nada constructivos para ambas partes.

«Se acordó que el próximo encuentro va a ser en Asunción. El presidente Lula quiere venir a Asunción, y ambos mandatarios bajaron la línea a los equipos de que esto se de en la brevedad posible», dijo.

Giménez destacó que «es claro que los mandatarios de ambos países buscan sinceramente que sea un resultado favorable para ambas partes y que este sea un momento que permita consolidar las relaciones entre ambos países».

«Hoy estamos tomándonos el tiempo con la responsabilidad debida para que estas definiciones se den de la mejor manera posible y maximizando el beneficio para nuestro país», remarcó.

Fuente: Portal de noticias de la Agencia IP.