Presidente confía que la aprobación del PGN 2021, se dará mediante el diálogo racional con legisladores

480

El titular del Poder Ejecutivo, Mario Abdo Benítez, aseveró este miércoles, estar confiado en obtener el apoyo de la mayoría de los parlamentarios para la aprobación del “presupuesto de guerra” diseñado para el 2021. Anunció que apelará a la unidad de Asociación Nacional Republicana (ANR) para conseguir la aprobación.

Así lo declaró hoy, tras visitar las oficinas de la Dirección General de Pensiones No Contributivas (DGPNC), dependiente del Ministerio de Hacienda, en el marco de la ejecución del Programa Pytyvõ.

En la víspera, el Gobierno presentó al Congreso el proyecto de Presupuesto General de la Nación (PGN). Al respecto, el presidente afirmó que se trata de un plan de gastos “austero y de guerra”. Anunció que buscarán el apoyo de los parlamentarios en el marco de un diálogo racional, de modo a que el mismo sea aprobado.

En ese contexto, adelantó que su visita esta tarde a la sede de la ANR será para iniciar un debate interno con los congresistas colorados y de ese modo tener una posición única respecto al presupuesto.

“Estamos abiertos a que se consideren otros conceptos y que se pueda debatir internamente el presupuesto porque sabemos que nuestro partido tiene una gran cantidad de parlamentarios con mucha experiencia y entonces lo que queremos es generar ese debate interno”, remarcó.

El mandatario admitió que el PGN 2021 será fundamental para la recuperación económica pospandemia y mencionó que el mismo fue elaborado de manera rigurosa, priorizando los programas elementales en cada institución.

“Pero también tuvimos que hacer recortes por la necesidad de presentar un presupuesto austero, donde tenemos una estimación de ingresos menor a causas de las medidas sanitarias que se tomaron e impactaron directamente en la economía de nuestro país”, refirió Abdo Benítez.

El jefe de Estado espera contar con el apoyo de la mayoría de los diputados y senadores de su partido y de ese modo encaminar tanto el debate como la aprobación del plan de gastos para el próximo año.

En esa misma línea habló además del proyecto de ley de la Función Pública y la Carrera del Servicio Civil, con el que se proyecta reordenar el marco jurídico de toda la función pública e implementar la tan anhelada carrera del servicio civil, sobre la base de la integridad, idoneidad, meritocracia, imparcialidad, transparencia, eficacia y eficiencia en la gestión estatal.

“En los próximos 10 años vamos a tener alrededor de 100.000 jubilados en el sector público, esto nos permite generar una oportunidad para construir políticas de ingreso, respetando la meritocracia, haciendo un análisis de institución por institución y que realmente la burocracia pública sea productiva y no simplemente una burocracia parásita que extrae del PGN y no contribuye con el desarrollo del país”, concluyó.