Zlatan Ibrahimović cierra su marca de ropa A-Z

401

Tan solo dos años le ha durado a Zlatan Ibrahimovic su aventura en el mundo de la moda.

El sueco lanzó el 7 de junio de 2016 la marca de ropa A-Z bajo una gran expectación previa y aprovechándose de las dudas sobre su futuro, pero ni con esas el todavía jugador de fútbol ha logrado consolidarse en el mercado textil.

El proyecto A-Z (de amateur a Zlatan) era ambicioso y tenía como objetivo hacerse un hueco en el competitivo mundo de la moda deportiva, con productos de calidad y un precio parecido a Nike o Adidas. Tras dos años comercializándose, la compañía ha tenido unas pérdidas de 20 millones de euros, según el periódico sueco Dagens Industri.

2016 fue el primer año de la compañía y tuvimos altos costes de comercialización, pero por supuesto esperábamos mayores ventas y mejores resultados. Sabíamos que no ganaríamos dinero en el primer año, pero las pérdidas son mayores de lo esperado», confirmó en 2017 el Director Financiero de Dressman, Toralf Riskild.

Tras el primer año, la empresa quiso dar una vuelta a la marca y enfocarlo en lo físico. «Lleva tiempo crear una marca. Ahora estamos enfocando en aumentar la conciencia con la ayuda de las tiendas de Varner Group. Es una empresa muy emocionante sobre la que somos muy positivos», aclaró Riskild.

Este pasado viernes, tanto Zlatan Ibrahimovic como Petter Varner dejaron claro que A-Z no seguirá en el mercado. «Petter Varner y Zlatan Ibrahimovic acuerdan terminar la cooperación en A-Z. A pesar del sólido crecimiento en 2017, la inversión europea en ropa deportiva se encareció», detalló Varner Group en un comunicado.