Operación Soberanía concentrará a la fuerzas públicas de seguridad en Amambay

149

La Operación Soberanía, consiste en concentrar a las fuerzas públicas de seguridad en el departamento de Amambay, resaltó este miércoles el ministro del Interior Arnaldo Giuzzio, durante la reunión del Consejo de Ministros, realizado en Palacio de Gobierno.

En el encuentro de secretarios de Estado, que contó con la presencia del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, Giuzzio explicó que principalmente las fuerzas de seguridad se concentrarán en Pedro Juan Caballero y Capitán Bado, por la condición de frontera seca con el Brasil.

“Desde hace décadas en esa parte del territorio ha incursionado el crimen organizado en una forma transnacional, lo que se ha recrudecido en los últimos tiempos a través del sicariato y de atentados”, según relató el secretario de Estado al explicar los objetivos de la Operación Soberanía.

Sobre el punto, el mandatario paraguayo, expresó su apoyo a la Política de Seguridad y señaló que esos resultados tienen que ser un plan y una estrategia que muchas veces no pueden ser muy socializados.

“No podemos negar que necesitamos resultados y todo el apoyo del presidente para generar esos resultados en nuestra Política de Seguridad», afirmó el presidente Abdo Benítez.

En este sentido, el ministro del Interior destacó que durante el actual Gobierno se pudo descabezar a grupos criminales, fueron identificadas las estructuras, se dispersaron los liderazgos y eso ha provocado un impacto y una disputa territorial en el departamento de Amambay, como un efecto rebote.

Por otro lado en materia de investigación, sostuvo que a través del Ministerio del Interior se ha concretado la firma de un convenio con la Policía Federal del Brasil, para la instalación de un Comando Bipartito en Pedro Juan Caballero – Ponta Porá, que va a permitir la posibilidad de compartir información entre las autoridades policiales, militares y de inteligencia, para poder enfrentar a la criminalidad transnacional.

Finalmente, resaltó que desde el punto de vista operativo, se previó la instalación de un esquema de trabajo en donde se incorpora a diferentes instituciones, como la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), la Secretaría Nacional Antidrogas (SENAD), las fuerzas tácticas de la Policía Nacional como la Fuerza de Operaciones Policiales Especiales (FOPE) y la Fuerza Aérea, en acciones en que puedan intervenir en forma conjunta.