Mujeres en rojo salen a las calles de Tel Aviv para protestar contra la violencia sexual

157

Miles de personas salieron a las calles de Tel Aviv para denunciar la violencia y los abusos sexuales cometidos contra las mujeres en Israel. La protesta tuvo como catalizador el caso de una adolescente de 16 años que fue violada por un grupo de menores y dos hombres de 27 años.

Los manifestantes, más que todo mujeres vestidas de rojo, bloquearon varias calles que conducen a la plaza Rabin de Tel Aviv para luego marchar por una calle principal después de que terminó la protesta. Gritaban consignas como «No significa no», «¿Qué parte del ‘no’ no entiendes?» y «¡Basta!».

 

A mediados de agosto, la Policía detuvo a 11 personas en relación con la violación de una adolescente de 16 años que tuvo lugar la ciudad turística de Eilat, en el sur de Israel. Entre ellos siete menores que participaron la violación. 

Además, las autoridades describieron a dos hombres de 27 años que fueron arrestados como los principales sospechosos. Las pruebas en su contra, según comparten, van más allá de las imágenes de seguridad del hotel donde se cometió el crimen.

El mismo día de la marcha, la Policía arrestó a la gerente del hotel donde ocurrió el incidente bajo sospecha de obstruir la investigación y no informar sobre el delito.

Según las estadísticas recogidas por la Asociación de Centros de Crisis por Violación de Israel, una de cada tres mujeres en el país es asaltada sexualmente durante su vida y una de cada siete es raptada. El 38% de todos los abusos son ejercidos sobre menores de edad, al tiempo que el 13% de los criminales también son menores de edad.