Mbappé nuevo fichaje del Real Madrid

146

El fichaje más esperado de todos los tiempos ya es una realidad. Kylian Mbappé (Bondy, Francia; 1998) firma por el Real Madrid y jugará en sus filas durante las próximas cinco temporadas (hasta 2029).

Era un secreto a voces desde que el jugador comunicara al PSG su decisión de no renovar, en febrero, y más recientemente anunciara a toda la afición parisina su adiós, pero faltaba lo más importante: el comunicado oficial del club blanco.

El Madrid esperó a que pasaran tanto la final de la Champions League y anunció el fichaje de Mbappé, la guinda del último megaproyecto de Florentino Pérez. Primero fueron ‘Los Galácticos’, luego la era de Cristiano Ronaldo y ahora un proyecto que reúne desde jóvenes a los mejores talentos del mundo, que sin Kylian ya han logrado levantar dos Copas de Europa (2022 y 2024).

Mbappé formará un tridente histórico junto a Vinicius y Bellingham, arropados por otras estrellas de su generación como Fede Valverde, Rodrygo, Camavinga o Tchouaméni.

Por detrás también vienen Arda Güler o Endrick, que llegará en julio y será la otra gran apuesta del club en el mercado. El fichaje de Mbappé cierra con éxito un largo capítulo en la historia del Real Madrid.

Siete años han pasado desde la primera vez que sonó Mbappé para el Madrid, y que estuvo a tiro para ser fichado. En 2017, tras ser la relevación en Europa con 18 años, los blancos pudieron contratarle desde el Mónaco. Tenía el beneplácito de Zinedine Zidane, que ya le abrió las puertas de la entidad cuando fue a Valdebebas siendo sólo un niño. Tenía 13 años y sus padres le ‘regalaron’ la oportunidad de entrenar en las inferiores del Madrid, visitar el Bernabéu y conocer a sus grandes ídolos, como ‘Zizou’ o Cristiano Ronaldo.

Años más tarde tuvo una oferta del Madrid sobre la mesa, pero la declinó por dos motivos: no quería empezar a la sombra de la BBC (Bale, Benzema y Cristiano) y tenía una misión por cumplir en Francia, que era la de triunfar en el equipo de su ciudad. El PSG lo fichó por 180 millones, semanas después de pagar la cláusula de Neymar, y empezó ahí una relación que ha tenido muchos altibajos.

Mbappé nunca olvidó su sueño de jugar en el Madrid algún día y fueron recurrentes los guiños desde un lado y desde el otro durante el tiempo. El PSG se enfadó y, enfrascados los clubes en otra guerra por la Superliga, rompió su relación con la entidad madridista. El jugador se vio ‘salpicado’: en París rechazaron 200 millones del Madrid en 2021 -cuando sólo le quedaba un año de contrato- y en 2023 fue apartado del equipo por su negativa a ampliar su contrato hasta 2025.

Sin duda, el capítulo más sombrío de todos fue el vivido en 2022. Ese año, como ahora, finalizaba el contrato de Mbappé y durante meses dio todas las garantías al Madrid sobre su fichaje. Tanto en Qatar -dueño del PSG- como en Francia -incluido Emmanuel Macron- presionaron a Mbappé para que siguiera en París y, en el último momento, el jugador y su familia dieron un giro de 180 grados dejando plantados a los blancos. Nasser Al-Khelaïfi lo celebró como una gran victoria sobre el Madrid, dando a Mbappé el mejor contrato de la historia del fútbol. Dos años después, el resultado de aquella renovación no es tan positivo como los qataríes esperaban.

Mbappé tardó poco en darse cuenta de su error. Ese mismo verano pidió perdón a Florentino y desde entonces se recuperó la relación en vistas al momento actual. El escenario es muy diferente ahora para las dos partes: el proyecto del Madrid ha crecido hasta alcanzar grandes dimensiones con Vini o Bellingham a la cabeza, mientras que Kylian -que ficha sin traspaso mediante- no ha logrado su objetivo de levantar la Champions con el PSG.

En el vestuario blanco, Mbappé encontrará apoyos como Tchouaméni, Camavinga o Mendy, sus compañeros en la selección, y también Vinicius o Rodrygo, con los que guarda buena relación a pesar de nunca haber compartido equipo. «Lo que viene ahora será muy emocionante», decía Kylian en su despedida del fútbol francés tras recoger su quinto premio a mejor jugador de la Ligue-1.

La llegada de Mbappé al Madrid supone el refuerzo para los blancos del que es, para muchos, el mejor jugador del mundo. Ahora deberá demostrarlo de blanco, con Vinicius o Bellingham como favoritos por delante de él para el próximo Balón de Oro. A sus 25 años, su gran objetivo de blanco es sumar a su palmarés la primera Champions de su carrera que le catapulte definitivamente a la cima del fútbol mundial.

Mbappé ficha por el Real Madrid en la categoría de estrella que merece. Será el mejor pagado de la plantilla, pero con una cantidad inferior a la pactada en 2022 y que le pondrá no muy por encima de otras figuras del equipo. En el PSG ha cobrado 32 millones netos (72 brutos) en cada una de las dos últimas temporadas. La prima de fichaje, que hace dos años se fijó en 130 millones, también ha sido rebajada. Al frente de las negociaciones, en el lado del jugador, han estado su madre, Fayza Lamari, y su abogada, Delphine Verheyden, quienes han tenido que ajustar sus pretensiones a la realidad actual para que Kylian vista de blanco.

Se cumple, por fin, el sueño de tantos. El fichaje de Mbappé marca, definitivamente, la entrada del Real Madrid a una nueva era. Ahora el resto será exprimir todo en una plantilla llamada a marcar historia y que tiene la aspiración de ser la mejor de todos los tiempos.

Fuente: Portal de noticias El Español.