Malasia espera recibir la vacuna BioNTech/Pfizer

84

Para lograr la inmunidad de manada, del 60 al 70% de la población (es decir de 20 a 23 millones de personas) deben ser vacunadas, aseguró el primer ministro.

Malasia espera recibir dosis de la vacuna COVID-19 de BioNTech/Pfizer a finales de febrero, dijo el lunes el primer ministro Muhyiddin Yassin. «Como preparación temprana para asegurar la distribución sin problemas de las vacunas COVID-19 a la población de este país cuando se obtengan los suministros, el Ministerio de Salud ha desarrollado un Plan Nacional del Programa de Inmunización COVID-19», dijo en un discurso televisado a la nación.

El primer ministro aseguró que para lograr la inmunidad grupal, del 60% al 70% de la población, unos 20 a 23 millones de personas, deben recibir la vacunas. Además señaló que el Gobierno ya ha firmado acuerdos preliminares de compra con Pfizer, AstraZeneca, y la iniciativa global COVAX para asegurar las vacunas contra el coronavirus para el 40% de la población.

Yassin añadió que el Gobierno también estaba en las negociaciones finales con las compañías farmacéuticas chinas Sinovac y CanSino, así como con el Centro Gamaleya de Rusia para que las vacunas cubran a más del 80% de la población, es decir 26,5 millones de personas.

Nuevas restricciones de COVID-19

Muhyiddin dijo que el Gobierno hará cumplir la orden de control de movimientos en los Territorios Federales y en otros cinco estados a partir de la medianoche del pasado miércoles para frenar la propagación del coronavirus, ya que el número de casos sigue aumentando.

Esta medida se aplicará durante 14 días hasta el 26 de enero en Penang, Selangor, y los Territorios Federales de Kuala Lumpur, Putrajaya y Labuan, así como en Melaka, Johor y Sabah. «Nuestro sistema de salud está bajo una tremenda presión ahora más que en cualquier otro momento desde el comienzo de la pandemia», dijo Muhyiddin. «Como he dicho antes, las situaciones excepcionales requieren medidas excepcionales».

La orden implica la prohibición de todas las reuniones masivas para actividades religiosas, deportivas, sociales y culturales. Las casas de culto y los negocios deben ser cerrados, con la excepción de los supermercados, los mercados públicos y las tiendas de conveniencia que venden artículos de primera necesidad.

Malasia ha informado de más de 138.000 casos de COVID-19 hasta ahora, con más de 2.200 casos diarios registrados el lunes 11 de enero de 2021.

Fuente: Agencia de noticias Anadolu.