INDERT proyecta alcanzar dos mil títulos de propiedad a favor de beneficiarios

173

El presidente del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (INDERT), Abog. Mario Vega, resaltó este lunes, que la meta de la institución a su cargo, es lograr los dos mil títulos de propiedad, para favorecer a los sujetos de la reforma agraria, en todo el país.

Explicó, que debido a la difícil situación que se vive por la pandemia, tuvieron que replantearse metas y adecuar números a la realidad que se está atravesando.

“Estamos coordinando y trabajando con los gerentes y directores; el Servicio Nacional de Catastro (SNC) y la Dirección General de los Registros Públicos (DGRP), para agilizar las titulaciones y alcanzar nuestra meta, que en un principio fue de 3.000 títulos de propiedad, y ahora se redujo a 2.000 por la pandemia”, afirmó.

Destacó que hasta la fecha, el Gobierno Nacional, entregó unos 1.794 títulos de propiedad a beneficiarios del Estatuto Agrario de diferentes puntos del país.

En agosto: entrega de otros 300 títulos

A esta cifra se sumarán otros 300 títulos que la administración de Mario Vega tiene previsto entregar en el presente mes de agosto, a familias campesinas que se convertirán en dueñas de sus lotes, y de esta forma mejorarán su calidad de vida, con el acceso a los servicios básicos, infraestructuras y créditos para la producción.

Con respecto a los 300 títulos a ser entregados este mes, informó que actualmente se encuentran entre Registros Públicos y Catastro Nacional para su inscripción. “Allí tenemos funcionarios comisionados del INDERT para agilizar la inscripción de esos títulos, que para nosotros sería un logro muy importante”, dijo Vega Mereles.

En ese sentido, mencionó el caso de la colonia Villa Constitución, Caaguazú, cuya aprobación del plano se encuentra con aprobación en Catastro para la regularización de 1.200 lotes.

Nuevo sistema de titulación

Informó acerca de la implementación de una nueva forma de regularización de tierras, donde primeramente los técnicos formulan el loteamiento, luego  pasa a Catastro Nacional y Registros Públicos para la correspondiente aprobación general del plano, donde se podrán iniciar las gestiones para la titulación de la parcela en cuestión a favor del beneficiario, con el pago mínimo del 3 por ciento del valor total del lote.

Vega sostuvo que implementaron este nuevo sistema debido a que anteriormente primero se le cobraba a los beneficiarios el monto correspondiente por el lote ocupado, y posteriormente se encontraban con la sorpresa de que el plano general no estaba siendo aprobado en el SNC ni la DGRP, por sospechas acerca de la existencia de posibles superposiciones de tierras, por lo que el proceso de titulación se veía interrumpido a causa de otras diligencias que se debían tener en cuenta, como el desmembramiento de las tierras afectadas.

En esos casos, Mario Vega informó que con el SNC llegaron a un acuerdo, en el sentido de plantear desmembrar tierras donde exista superposición, y continuar con el proceso de titulación y loteamiento de las superficies que no estén afectadas con la superposición que se pudiera detectar.