(Audio) Gremios de la producción exigen a legisladores prudencia en el PGN 2016

533

 

 

 

El presidente de la Unión de miembros de la Producción (UGP) Héctor Cristaldo, se refirió a la importancia de contar con un presupuesto nacional que mantenga un equilibrio en las ficnazas sin comprometer desarrollo y progreso. Sobre el punto, Cristaldo sostuvo que el 2016 será un año económico especial, por lo que la prudencia deberá ser clave a la hora de fijar los números.

“Yo creo que la misma prudencia debe llevarse al estudio del presupuesto, no subir los gastos corrientes, y apuntar a la inversión en infraestructura y en los programas sociales para tratar de sacar un presupuesto equilibrado y acorde al año de ajuste que todos vamos a tener que tener”, dijo el titular de la UGP.

Por otro lado, Cristaldo agregó como factor preponderante el escenario económico internacional, que condicionan el normal comercio de los productos nacionales en el extranjero, con caídas de precios que en casos llega al 40 %.

Si bien aclara que en la UGP están conscientes que es difícil garantizar el riesgo cero, señala que la actitud de los Legisladores a la hora de modificar el PGN 2016 versión Poder Ejecutivo deberá ser una variación con alto grado de precisión, y en consecuencia, no alterar ni comprometer las finanzas del Estado para el año que viene.

“Yo creo que no es para alarmarse, Paraguay tiene mejores condiciones que sus vecinos, si miramos como está Argentina y Brasil, nosotros tenemos posibilidades de crecer todavía entre 3 y 4 %, Brasil está con crecimiento negativo, entonces, tenemos mejores condiciones”, dio Cristaldo.

En cuanto a la estructura del PGN 2016 versión Poder Ejecutivo, el titular de la UGP manifestó que desde el gremio ven un presupuesto racionalmente elaborado, y que lo ideal sería que el Congreso respete esa propuesta con el mínimo de alteración.

Sin embargo, Cristaldo aclaró que respetan la facultad constitucional que tienen los Legisladores de revisar la proforma que viene del Ejecutivo para ser aprobada, inclusive, el derecho de modificarla, pero alertó que lo que más temen es el aumento injustificado que puedan otorgar a rubros como salarios, gastos corrientes, es decir, sobrestimaciones en ingresos que la economía no está preparada para generar.