Congreso de Perú destituye al presidente Martín Vizcarra

373

Con 105 votos a favor de la moción de vacancia, el Parlamento peruano aprobó la ‘incapacidad moral permanente’ del mandatario.

El Congreso de Perú debía lograr 87 votos a favor de la moción de vacancia para destituir al presidente, Martín Vizcarra. Luego de escuchar la defensa del mandatario y deliberar sobre su «incapacidad moral» para ejercer el cargo, 105 congresistas votaron a favor de su destitución, mientras que solo 19 votaron en contra y cuatro se abstuvieron.

Esta era la segunda vez en menos de dos meses que el Congreso llamaba a un proceso de moción de vacancia contra el Presidente. En el primero, cuando fue acusado de contratación irregular, 78 congresistas votaron en contra de su destitución, frente a 32 a favor y 15 abstenciones.

En esta ocasión acusaron al mandatario de haber recibido durante su periodo como Gobernador de Moquegua, entre 2011 y 2014, sobornos por más de USD 636.000 (PEN 2.300.000). Los dineros los habría recibido para aprobar contratos de dos empresas constructoras que en la actualidad están envueltas en el escándalo de corrupción por parte de la brasileña Odebrecht. La Fiscalía cuenta con cuatro testigos que confirmarían la supuesta responsabilidad de Vizcarra.

Durante el juicio político, Vizcarra se defendió diciendo que «en la Constitución no existe ningún supuesto en el que se tomen decisiones definitivas en base a supuestos delitos, que están siendo investigados», en referencia al hecho de que todavía no ha sido probada la acusación en su contra de haber aceptado sobornos.

Vizcarra, además, agregó que «no existe una prueba fehaciente ni de flagrancia de un delito, y no lo habrá porque no he cobrado soborno alguno. Se tomaron las mejores decisiones técnicas que se pudieron, pero ninguna con el objetivo de llenar los bolsillos de nadie, menos los míos».

 

Antes de que se iniciara la votación contra Vizcarra, el portavoz de Acción Popular, Otto Guibovich, aseguró: «Votaré por la vacancia como lo hará mi bancada con alguna singularidad que respetamos, en concordancia con la lucha contra la corrupción como parte del ideario de Acción Popular. Que la historia nos juzgue y asumamos nuestra responsabilidad. Congresistas, yo asumo la mía».

De acuerdo con la Constitución peruana, en caso de que el Presidente no pueda ejercer su cargo de manera temporal o parcial, quien lo deberá sustituir es el primer vicepresidente o, siguiendo la línea de mando, el segundo vicepresidente. Sin embargo, como en la actualidad el Gobierno no cuenta con personas en esos cargos, quien asumirá las funciones presidenciales será el presidente del Congreso, Manuel Merino de Lama. La posesión será el martes 10 de noviembre a las 5:00 pm (hora local).

Fuente: Agencia de noticias Anadolu.