Con huertas orgánicas logran reinserción de PPL

288
Reinserción de PPL
Reinserción de PPL con huertas orgánicas

El Gobierno Nacional confía firmemente que la implementación efectiva de estos programas de reinserción puede contribuir significativamente a la reducción de la delincuencia y al fortalecimiento del tejido social en Paraguay.

El actual sistema penitenciario de nuestro país, en medio de sus numerosas falencias, cuenta con numerosos casos exitosos de rehabilitación. Con el Nuevo Modelo Penitenciario en ejecución se busca multiplicar los casos positivos para demostrar que la redención y la reinserción social de las personas privadas de libertad son posibles.

Ese es el caso de Silvio Riveros Morínigo, persona privada de libertad de 65 años, quien lleva adelante un proyecto de huertas orgánicas intensivas en la Penitenciaría Regional “Padre Juan Antonio de la Vega”, de Emboscada. A la fecha ya logró subir al carro de la redención a 4 compañeros PPL y con ellos ha sumado al proyecto el cultivo de tilapia y pacú, demostrando capacidad de superación y emprendedurismo.

Las huertas orgánicas intensivas se iniciaron como un proyecto de la Dirección de Bienestar y Reinserción Social del Ministerio de Justicia hace tres meses, a diferencia de la antigua producción convencional que no contaba con buenos resultados, indicó Christian Ortiz Claverol, director de la penitenciaría, quien respalda de cerca todo el trabajo que se está realizando.

El proyecto aprovecha al máximo una extensión de tierra penitenciaria de una hectárea y media. La PPL Riveros Morínigo cuenta con experiencia como comerciante y dirigente de productores frutihortícolas. “Usamos semillas peletizadas para asegurar la buena germinación, e invernaderos para hacer 8 mil a 10 mil plantines, continuamente. Además, utilizamos malla de media sombra para proteger las plantas de los intensos calores. Hay agua natural suficiente de naciente”, señala Riveros.

En etapa de cosecha se dispondrá de unas 3.000 plantas con mercado asegurado para la venta para el sustento familiar. Se estima recolectar 1.800 plantas de lechuga, 300 pepinos, 300 repollos y el resto a ser distribuido entre tomates y cebollas.

El PPL Silvio Riveros Morínigo lleva 5 años y 6 meses recluido con salidas transitorias, pero conserva un espíritu rebosante de optimismo. El destino le jugó una mala pasada, pero sacó partido de sus tiempos difíciles. Aprovechó la oportunidad que le dio el Ministerio de Justicia para reinsertarse fortalecido en la sociedad y volver redimido junto a su esposa e hija.

La finalidad de la ley penal es mantener el orden social, proteger los derechos de los ciudadanos, garantizar la seguridad pública y buscar la plena reinserción de aquellas personas que cometieron errores, no solamente el castigo. Es por ello que los programas de reinserción social del Ministerio de Justicia buscan rehabilitar a los infractores, reintegrarlos a la sociedad y reducir la reincidencia delictiva.

Estos programas ofrecen educación, capacitación laboral y apoyo psicosocial para ayudar a los individuos a reconstruir sus vidas de manera productiva. Además, fomentan la responsabilidad y la conciencia sobre las consecuencias de sus acciones, promoviendo así una cultura de respeto por la ley y los derechos humanos.