Brasil exhorta a completar la unión aduanera del MERCOSUR

106

En sus más de 30 años de existencia el Mercosur es al mismo tiempo una obra consolidada y un proyecto inacabado, dijo el canciller de Brasil, Mauro Vieira al mencionar cuestiones que siguen pendientes en el bloque. En ese sentido indicó que los sectores automotriz y azucarero permanecen excluidas de la unión aduanera.

El canciller brasileño abogó por la inclusión de estos dos rubros en la unión aduanera del Mercosur, ya que representan importantes parcelas del comercio interbloque y «deberían beneficiarse de un comercio libre de impuestos de importación».

Con relación al sector automotriz, señaló la necesidad de armonizar y mejorar los avances obtenidos en diferentes acuerdos bilaterales, de modo a integrarlos plenamente a nuestra unión aduanera.

Indicó que en este proceso es necesaria una planificación coordinada para que los beneficios de esa inclusión sean distribuidos de forma equitativa entre todos los países del bloque.

En cuanto al sector azucarero, señaló que su inclusión en la unión aduanera podría fortalecer cadenas de valor y afirmó que «esa es la verdadera protección que podemos dar a nuestros productores».

El canciller Vieira reafirmó el compromiso de Brasil con un Mercosur cada vez más integrado «con instituciones robustas, cadenas de integración de las cadenas productivas, más cooperación y con la constante defensa de nuestros principios fundadores, la paz y la democracia como elementos claves del proceso de integración».

En ese sentido señaló que, en sus 33 años de existencia, el Mercosur ha multiplicado por diez del comercio entre los estados partes y ha dado «beneficios palpables» en la integración fronteriza, y la circulación de personas.

Indicó el gran compromiso del Brasil para el fortalecimiento de las instancias internas del bloque regional, como el Tribunal Permanente de Revisión del Mercosur, el Instituto Social del Mercosur, el Foro Empresarial del Mercosur y el Fondo de Convergencia Estructural (Focem).

Finalmente, alentó a avanzar y priorizar las negociaciones que permitan alcanzar acuerdos comerciales concretos con países de la región, como Panamá y República Dominicana, además otros acuerdos extraregionales que se encuentran en proceso, como el caso de Emiratos Árabes Unidos.