Bolivia: fiscalía y expertos de la CIDH colaborarán para investigar la violencia de 2019

65

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos presentó en diciembre de 2019 un informe preliminar en el que calificó de “masacres” los hechos sucedidos en las poblaciones de Sacaba y Senkata luego de la dimisión del expresidente Evo Morales.

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa Ponce, anunciaron este lunes la formación de una alianza para investigar los hechos de violencia que se presentaron en el país desde el 1 de septiembre hasta el 31 de diciembre de 2019.

El fiscal general aseguró haber encontrado un canal de sintonía y armonía para el trabajo conjunto, y afirmó que brindará toda la información para el cumplimiento del objetivo del GIEI, en el marco de una agenda amplia de trabajo.

«Como Ministerio Público hemos hecho conocer la amplia y plena predisposición de coadyuvar. Ya hemos llevado adelante una reunión inicial, de las muchas que vamos a tener. En primera instancia el grupo de expertos solicitó información sobre el trabajo de investigación en general, sobre las pericias llevadas adelante por el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), y además solicitó información sobre el desarrollo de las investigaciones en el caso Senkata y Sacaba», dijo Lanchipa.

En 2019, se desató un crisis social y política a propósito de las elecciones generales del 20 de octubre en Bolivia. El entonces presidente Evo Morales fue acusado de fraude electoral por parte de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la oposición política del país, se produjeron protestas civiles durante tres semanas hasta que el 10 de noviembre el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Bolivia, Williams Kaliman, le sugirió al jefe de Estado que renunciara a su mandato presidencial.

Morales lo hizo y el 11 de noviembre la senadora Jeanine Áñez asumió la Presidencia, lo que generaría otra oleada de manifestaciones sociales contra el nuevo Gobierno.

El 15 de noviembre, en el desarrollo de intervenciones militares destinadas a controlar las protestas, murieron 11 civiles y otros 120 resultaron heridos en Sacaba (Cochabamba). El 19 de noviembre, en Senkata (El Alto), hubo otros 11 civiles y 78 heridos. La CIDH calificó estos acontecimientos como masacres.

El Secretario Ejecutivo de la GIEI para Bolivia, Jaime Vidal, anunció en un comunicado de prensa que entre los mandatos del grupo está ofrecer apoyo al Estado en la preparación de un plan de reparación de las víctimas en los hechos de violencia.

El GIEI está conformado por el chileno Vidal, Julián Burger de Inglaterra, Magdalena Correa de Colombia y Nancy Bautista de México.

Fuente: Agencia de noticias Anadolu.