(Audio) Rusia y Paraguay abogan por el fin de los conflictos en Oriente medio

607

El presidente de la República, Horacio Cartes, mantuvo en la mañana de este martes un encuentro con el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, santísimo Kiril, en el que destacaron los nexos históricos entre Rusia y Paraguay y abogaron por el fin de los conflictos en Oriente medio.

En una declaración conjunta en Palacio de Gobierno, el presidente paraguayo expresó su honra por recibir al Patriarca ruso a apenas siete meses de la “bendecida visita” al Paraguay del Papa Francisco.

Destacó que esta es la primera visita de un Patriarca de la Iglesia ortodoxa al Paraguay y valoró que la misma se realice inmediatamente después del histórico encuentro entre Kiril y Francisco en La Habana, Cuba.

Posteriormente, Cartes mencionó los nexos históricos que unen a Rusia con Paraguay a partir de la “excelente inmigración rusa” en la primera mitad del siglo XX.

Cartes mencionó los aportes de los inmigrantes rusos en los diversos campos para el Paraguay y subrayó la heróica participación de los mismos en la defensa del territorio paraguayo en la Guerra del Chaco (1932-1935). El presidente citó algunos de los rusos que se destacaron en esa contienda bélica.

Por su parte, el Patriarca ruso afirmó que su visita al Paraguay es particularmente significativa por ser un país que “lleva en bronce los nombres de los héroes rusos”.

“No hay otro país en la región en que su Jefe de Estado recordaría los nombres de los héroes rusos con tanto orgullo”, destacó al tiempo de expresar su deseo que se conozca más en Rusia “esta página muy notable” de la historia compartida entre ambos países.

Kiril también abogó por aprovechar esta historia compartida entre Rusia y Paraguay como fundamento de las relaciones bilaterales y “para hacer el bien”.

El Patriarca aprovechó la declaración conjunta para recordar su reciente encuentro con el Papa Francisco, encuentro que calificó de “abierto, cordial y fraternal”.

“No fue un encuentro protocolar, fue una conversación profunda y seria de dos horas, reflejada en la declaración conjunta, donde abordamos temas muy importantes”, dijo.

Mencionó que fundamentalmente hablaron de los conflictos en Siria y Ucrania y la amenaza que representa el extremismo para la paz mundial.

Afirmó que este escenario de conflictos no puede llegar a convertirse en “la semilla” de un posible conflicto mundial y abogó por una respuesta “conjunta, común y coordinada” entre todos los interesados en actuar contra el terrorismo.

Finalmente destacó que coincidieron con Francisco en que el mensaje de la Iglesia no puede ser otra que el de la paz y bendijo al Paraguay afirmando que este pequeño país vive “gente buena”.