Así es el plan de distribución gratuito de la vacuna contra la COVID-19 en Estados Unidos

68

La administración Trump prevé tres fases de entrega de dosis, que faciliten una distribución masiva.

La administración de Donald Trump dio a conocer este miércoles su estrategia para la distribución de una posible vacuna gratuita contra la COVID-19.

El plan formulado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), el Pentágono y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), establece la distribución para los líderes estatales, locales, territoriales y tribales antes de la finalización de la vacunación.

El objetivo es asegurar que las vacunas se proporcionen sin costo para los distribuidores ni para los pacientes, según uno de los documentos publicados por las agencias.

El plan se centra en tres fases, y la primera se centra en los grupos de población críticos que no se identificarán hasta que la distribución vaya a empezar pero se cree que incluirán trabajadores de salud de primera línea, trabajadores esenciales y grupos de alto riesgo.

A medida que aumente el volumen de vacunas disponibles, la fase dos comenzaría con un énfasis en garantizar un acceso generalizado a través de socios comerciales y privados, y altos niveles de inoculación para las personas más vulnerables al COVID-19.

Esos grupos incluyen personas con hipertensión, diabetes y afecciones respiratorias existentes.

En la fase tres, la vacunación abierta comenzaría y los esfuerzos garantizarían que el exceso de suministro se maneje adecuadamente para ser administrada a toda la población.

“Como parte de la Operación Warp Speed, hemos estado sentando las bases durante meses para distribuir y administrar una vacuna contra la COVID-19 segura y eficaz tan pronto como cumpla con el estándar de oro de la FDA”, dijo el secretario del HHS, Alex Azar.

La Operation Warp Speed ​​es el programa de desarrollo de vacunas interdepartamental de la administración estadounidense.

«Este trabajo de planificación y trabajo de 24 horas al día con nuestros socios estatales y locales y organizaciones comunitarias de confianza, especialmente a través de los CDC, garantizará que los estadounidenses puedan recibir una vacuna segura y eficaz en un tiempo récord», agregó.

El lanzamiento de la estrategia se produce inmediatamente después de que el presidente Donald Trump afirmó el martes que una vacuna podría estar lista en tan solo cuatro semanas.

Fuente: Agencia de noticias Anadolu.