América Latina celebra la Semana Santa de manera virtual

53

Ante el aumento de contagios de coronavirus en la región, y las indicaciones impartidas desde el Vaticano, los países latinoamericanos están listos para celebrar a través de pantallas la semana más importante para la religión católica.

Este 28 de marzo América Latina dio inicio a la segunda Semana Santa virtual de la historia con la celebración del Domingo de Ramos, en la que se conmemora la entrada de Jesucristo a Jerusalén.

El aumento de los contagios de coronavirus en varios países de la región (como Argentina, Chile, Paraguay y Perú), así como las indicaciones dadas desde el Vaticano para evitar nuevos brotes durante estas fechas, obligaron a suspender varios de los ritos de la semana y a realizar las ceremonias principalmente de manera virtual.

La crisis sanitaria en Brasil, que ha registrado durante los últimos siete días un promedio diario de 77.129 contagios y 2.534 muertes por COVID-919, ha alertado tanto a los países vecinos como a aquellos que han encontrado en su territorio la variante hallada en Manaos a finales de 2020.

La razón es que esta nueva cepa podría ser la causante del peor momento de la pandemia que vive el país más grande de Latinoamérica, pues no solo es más contagiosa y tiene una mayor carga viral, sino que ataca a todas las edades con la misma fuerza. Las variantes anteriores causaban efectos más graves en los pacientes contagiados con más años.

Sin embargo, el objetivo de los líderes católicos y del Vaticano es que los feligreses no se desconecten de las celebraciones de estas épocas mientras cuidan de su salud.

El decreto del 25 de marzo de 2020 emitido por el Vaticano fue extendido para 2021. Según este, la fecha de la Pascua “no puede ser trasladada” a otro momento del año, por lo que en los países donde siga activa la pandemia, “los obispos y presbíteros deben celebrar los ritos de la Semana Santa sin la presencia del pueblo y en un lugar adecuado, evitando la concelebración y omitiendo el saludo de paz”.

Si bien actos como el lavado de pies y las procesiones quedaron suspendidas este año por incumplir con dos de las medidas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud para prevenir contagios (guardar distancia física y evitar aglomeraciones), las misas serán transmitidas vía streaming y quedarán colgadas en redes sociales como Facebook y Youtube para que las personas puedan acceder a ellas en cualquier momento del día.

Fuente: Agencia de noticias Anadolu