A cinco años de su fallecimiento el rock progresivo recuerda a uno de sus pioneros

420

El 7 de diciembre de 2016, hace cinco años, el cantante británico Greg Lake, líder de las bandas King Crimson y de Emerson, Lake & Palmer, falleció a los 69 años, después de una larga batalla contra el cáncer.

El Compositor, bajista, guitarrista y vocalista, y uno de los pioneros del rock progresivo en la década de 1970, nacido en  Bournemouth (sur de Inglaterra) en 1947, formó junto a su compañero de estudios Robert Fripp el grupo King Crimson, una de las bandas más destacadas en la historia del rock progresivo.

Por desavenencias con Fripp, en 1970 Lake se unió al teclista Keith Emerson y el batería Carl Palmer para crear un proyecto musical paralelo, conocido como Emerson, Lake & Palmer (ELP), por el que terminó abandonando King Crimson y que se asentó como una banda de culto, pues vendió más de 35 millones de discos.

Nueve años después, el trío se separó y Lake emprendió su carrera como solista y productor, antes de pasar brevemente por el grupo Asia, formado por músicos que habían participado en bandas de estilo sinfónico.

En 1992, Emerson y Lake se volvieron a juntar en un grupo en el que Cozy Powell sustituyó a Carl Palmer y que se denominó Emerson, Lake & Powell.

Keith Emerson, su compañero desde 1970, se suicidó en marzo de 2016 con un disparo en la cabeza, aquejado de una depresión profunda.