Paulo Gonçalves será «inmortalizado» en su pueblo natal

119

Lisboa, -La aldea de Gemeses, ubicada en el norte de Portugal en el municipio de Esposende, donde el piloto Paulo Gonçalves, que falleció ayer en el Rally Dakar, residía junto a su esposa y sus dos hijos, espera consternada la llegada del cuerpo del que fuera ídolo de todos y cuyo nombre será «inmortalizado».

El alcalde de Esposende, Benjamin Pereira, avanzó hoy a EFE que, de momento, lo que pretenden desde el Ayuntamiento es respetar el luto de su familia.

El cuerpo sin vida será repatriado, explicó Pereira, en los próximos días, ya que está previsto que hoy le hagan la autopsia.

De esta manera, los restos mortales del piloto podrían llegar a Esposende entre el jueves y el sábado, manifestó.

Además de ser uno de los veteranos y de los más respetados en la caravana del Dakar, Paulo Gonçalves era «un ídolo» entre las gentes de la comarca de Esposende, debido, sobre todo, a «su humildad», afirmó el alcalde.

Gonçalves se dejaba querer en el pueblo de Gemeses, una localidad de un millar de habitantes en la que residía junto a su familia, ya que nació en Esposende, donde su padre, hasta que se jubiló, tenía un taller mecánico.

Se prestaba a todo tipo de causas sociales y siempre que podía participaba en actos públicos, además de que «siempre llevó el nombre de Esposende por todo el mundo».

En su equipación y en su moto del Dakar siempre lucía con orgullo el nombre de su comarca, por lo que «fue un gran embajador» e hizo «una publicidad» muy grande para Esposende.

De esta manera, aunque sin adelantar nada en concreto, el Ayuntamiento de Esposende quiere inmortalizar la figura de Paulo Gonçalves, por lo que dará nombre a alguna infraestructura municipal de relevancia.

Además, el municipio ha decretado un día de luto, que coincidirá con el día del funeral, aún por definir.

Fuente: EFE.