Con lluvias torrenciales siguen llegando miles de peregrinos a Caacupė.

594