Exhortan a la ciudadanía a concienciarse sobre conducir bajo influencia del alcohol

92

Alcohol y volante, es un binomio fatal, recordó el director de la Agencia Nacional de Tránsito y Seguridad Vial, Luis Christ Jacobs. Además de exhortar a la ciudadanía sobre los riesgos mortales de conducir bajo la influencia del alcohol.

Reiteró que cualquier cantidad de alcohol afecta negativamente la capacidad de reacción y de conducción, poniendo en riesgo la vida del propio conductor, sus acompañantes y la de todos los usuarios de las rutas.

Es que la embriaguez representa uno de los mayores riesgos en las carreteras, por lo que es fundamental comprender la importancia de evitar conducir bajo este estado. Al respecto, Jacobs remarcó que incluso cantidades mínimas de alcohol puede entorpecer seriamente la visión y las habilidades cognitivas necesarias para manejar de manera segura.

Existe una ley

En Paraguay, la Ley Nacional de Tránsito y Seguridad Vial (Ley Nº 5016/14), establece límites claros de alcohol en sangre para los conductores y contempla sanciones severas para aquellos que infrinjan estas normas. Las multas pueden ser significativas y podrían resultar en la suspensión de la licencia de conducir, además de otras consecuencias legales.

Educación y consciencia

Como parte de las acciones emprendidas desde la ANTSV para combatir este flagelo, mencionó que se vienen realizando capacitaciones permanentes, especialmente en escuelas y colegios, dando mucho énfasis a la prevención del consumo de alcohol entre conductores.

Hay alternativas seguras, seamos responsables

Cuando se trata de disfrutar de una salida, siempre existen opciones para mitigar los riesgos de manejar bajo los efectos del alcohol. Desde designar a un conductor hasta optar por utilizar servicios de transporte público, taxis u otras plataformas, son algunas de las elecciones sensatas que se pueden tomar para prevenir tragedias y llegar de manera segura a casa sin comprometer la seguridad personal ni la de los demás.

Jacobs cerró su intervención con un mensaje a todos los conductores: “No me cansaré de repetirlo: cuando vayan a conducir, no beban, por favor”, finalizó.