(Audio) Argentina elimina trabas a exportación Paraguaya

375

El presidente de la Cámara Paraguaya de Exportadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), José Berea, habló sobre las exportaciones a Argentina y el incremento del volumen para ese mercado. En contacto con Radio Nacional del Paraguy, Berea explicó que el aumento se debe al cese de las restricciones impuestas por las autoridades argentinas anteriores al actual Gobierno de ese país.

“Ahora con este nuevo Gobierno han decidido abrir nuevamente las posibilidades de importar soja de países vecinos, no solamente de Paraguay sino que están pensando por lo que tengo entendido hacerlo también de Brasil, de Uruguay, de Bolivia”, dijo Berea al ser entrevistado por Radio Nacional.

Esta medida es vista con buenos ojos, ya que se habilita un destino más para la materia prima, que en el caso de Argentina, sería un retorno a las negociaciones, teniendo en cuenta que los productores nacionales exportaban a ese país hasta el 2009, año en el que iniciaron las restricciones.

En ese entonces, el nivel de exportación era de entre 500 a 700 mil toneladas que se enviaban a la Argentina, volumen que se repitió por cerca de 4 a 5 años consecutivos, lo que significó un importante grado de negocios para los productores nacionales.

El gremialista resaltó esta oportunidad que se presenta a la producción paraguaya ya que puede hacer frente al desfasaje que creo la reducción en la cotización internacional del grano, y que obliga a los productores lograr, cuanto menos, más de 2.700 kilos por hectárea para lograr el equilibrio.

“Si hoy Rusia, que es uno de nuestros principales compradores, paga más sin duda le seguiremos vendiendo a Rusia, o si la industria nacional lo hace, se seguirá vendiendo a nuestra industria, y eso yo creo que lo va a ir definiendo la oferta y demanda”, explicó el Presidente de Capeco al referirse sobre las alternativas argentinas.

Señaló que el mercado argentino cuenta con una ventaja a favor que es la cercanía, ya que mercados de extrazona como los europeos necesariamente requieren de trasbordos que generan demoras y, en consecuencia, altos costos adicionales al proceso de trasporte.

Por último, Berea aclaró que el 2016 será un año de reto para el gremio, ya que el precio internacional del grano se erige en principal factor condicional para el éxito de las cosechas, ya que la inversión que se realizan en las parcelas más los costos de transporte apenas cierran números para consolidar la rentabilidad de la producción.