Un antiviral cubano, entre los medicamentos elegidos por China para combatir el coronavirus

29

China.- El antiviral cubano Interferón alfa 2B recombinante (IFNrec) está entre los medicamentos escogidos por China para tratar el nuevo coronavirus, que ya ha provocado más de 1.000 muertos y para el que todavía no existe una vacuna específica.

El fármaco, producido en la planta chino-cubana ChangHeber de la provincia china de Jilin, se usa contra infecciones virales provocadas por el VIH, el virus del papiloma humano y las hepatitis tipos B y C, reportó la agencia EFE.

Además, se ha comprobado su efectividad en terapias contra varios tipos de cáncer.

«Cuba ratifica su solidaridad con el pueblo y gobierno de China y reconoce esfuerzos encomiables que realizan frente al coronavirus 2019-nCoV”, escribió ayer lunes en su cuenta de Twitter el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

Rodríguez sostuvo que “gracias a la cooperación biotecnológica bilateral, antiviral cubano Interferón alfa 2B recombinante es de los medicamentos usados para enfrentar epidemia».

La fábrica mixta produce el antiviral desde fines de enero, cuando la Comisión Nacional de Sanidad seleccionó al IFNrec entre los casi 30 medicamentos priorizados para tratar el virus, informó también en Twitter el embajador cubano en China, Carlos Miguel Pereira.

China, Estados Unidos y España están entre los países que trabajan en una vacuna contra el nuevo coronavirus, denominado 2019-nCoV, informó Télam.

Ante la ausencia de un medicamento específico, China trata a los pacientes con una combinación de antivirales, medicamentos occidentales y tradicionales de ese país.

El suministro de mascarillas o trajes de protección sigue siendo deficitario, especialmente en la provincia de Hubei, donde está ubicada la ciudad de Wuhan, epicentro de la epidemia.

Cuba mantiene a varias personas en aislamiento hospitalario pero no ha diagnosticado, por el momento, ningún caso de coronavirus, aseguraron las autoridades sanitarias de la isla, que han adoptado medidas de control sanitario en las fronteras y de vigilancia a los viajeros entrantes.